Buscar este blog

jueves, 8 de octubre de 2015

SOBRE MI

Me llamo Inés, (os imaginábais que semequema no era mi nombre verdad?) soy Jerezana, tengo 31 años y soy enfermera. Cuando terminé la carrera con 21 años conocí a un chico madrileño que me hizo un lío de los gordos: me vine a madrid, nos casamos, tenemos una perrita y un niño maravilloso de 2 añitos. Superpapi me ha regalado una familia preciosa y el estar a su lado me recompensa cada día por tener a mi familia un poquito más lejos.


Desde que vivo en Madrid he cambiado un poquito. Antes era muy perfeccionista. Mis cuadernos llenos de apuntes siempre han estado perfectos, sin un manchurrón. Una hoja arrugada no la soportaba y prefería quitarla y pasarla a limpio que verla doblada. Mis prioridades han cambiado por completo, y si una hoja se arruga será un recuerdo importante de ese día y he descubierto que la gente sigue viva y disfrutando la vida igual aunque el cuaderno se haya manchado de café. Intento valorar cada día todo lo que me rodea, recordarme que aunque tenga un día malo hay gente que desearía cambiarse por mi mal día porque los suyos siempre son peores. Intentar cambiar el mundo parece un imposible, pero con pequeños gestos de cada uno se puede conseguir.
 
Hace como 7 u 8 años que me compré la máquina de coser del lidl, por aquello de coger los bajos de los pantalones en casa y ha estado aparcada en su caja original mucho tiempo. Cuando superpeque nació empecé a interesarme en coser cositas para él. Empecé a descubrir un mundo bloguero precioso, lleno de gente altruista con ganas de aprender y enseñar a coser. Tutoriales fantásticos, tan bien explicados que sueñas con tener un ratito para probar a coser un cuello (a ver que pasa). Aprender a coser con vosotras se está convirtiendo en una experiencia emocionante. Valorar el trabajo que conlleva una prenda, disfrutar llevandola puesta (porque la has hecho tú, pensar que no hay otra igual en el mundo porque tú has elegido los detalles y lo más importante: llevarla sabiendo que no ha habido mano de obra barata detrás de ella) Todo esto se está convirtiendo en una enorme bola en mi cabeza, con muchas ganas de seguir aprendiendo y hacerlo cada vez mejor.




El blog me está gustando mucho más de lo que hubiera imaginado jamás!. Ver vuestros comentarios siempre son una buena motivación y ver comentarios de las blogueras que sigo es ya...la leche! como cuando eres pequeña y sale tu idolo en la tele. Pues igual! Me encantan todas las iniciativas que teneis, aunque no siempre tengo el tiempo necesario para unirme a ellas. Por eso me uno a la iniciativa de UVE de hablar un poquito sobre nosotras para conocernos mejor.